Libroslandia

Amado Siglo Xx

ISBN: 978-8408131861 | ASIN: 8408131869 | Tamaño descarga: 4946KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Amado Siglo Xx en Amazon Comprar el libro Amado Siglo Xx en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Amado Siglo Xx EPUB Libro Amado Siglo Xx PDF

Media de 4 estrellas basadas en 8 opiniones

Amado Siglo Xx EPUB

Amado Siglo Xx PDF

Descargar Libro Amado Siglo Xx

Libro Amado Siglo Xx de Francisco Umbral

Libro Online Ebook Amado Siglo Xx

Sinopsis del libro

«Francisco Umbral estaba poseído por los diablos de la escritura, que no le abandonaron jamás. Había sido siempre y en todo momento, desde niño, un profesional de lo propio y jamás pensó en dedicarse a otra cosa. Tenía aun, completando su personalidad, el enorme tema que hace falta en una vida para no quedarse sin tema a mitad de paseo. Amado siglo veinte era el libro que tenía en la cabeza desde escolar, y todo ello resultaba horriblemente prematuro en una personalidad como la suya, o sea, en un adolescente que al tiempo trabajaba en sus estudio, iba al río con sus amigos y cambiaba de novia periódicamente.Amado siglo veinte era un proyecto que había ido desarrollando Umbral sin incordio de su vida rutinaria, mas asistido siempre y en toda circunstancia por el beneficio de una idea que le protegía, que le personalizaba y, en reciprocidad, le iba esculpiendo como hombre. Amado siglo veinte era un título que mantenía ese arranque efusivo cara la vida y el tiempo. Se asomaba todas y cada una de las mañanas al siglo veinte, que era la realidad temporal del escritor.Su vida avanzaba con exactamente el mismo ritmo que su escritura. Hombre, vida y obra eran ya una tríada que se adentraba en los bosques de lo muy vivido y aquello estaba allí, eternizado y transeúnte en exactamente la misma medida que lo había edificado él. La nieve, pájaro de altura, estaba volviendo a sus cumbres blancas y dejando nidos cada vez más altos sobre los techos ojivales de un siglo en decadencia. Umbral contempló su obra con calmo y se tumbó a reposar.» | Francisco Umbral