Libroslandia

Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden )

ISBN: 978-8449328640 | ASIN: 8449328640 | Tamaño descarga: 1485KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) en Amazon Comprar el libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) EPUB Libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) PDF

Media de 4 estrellas basadas en 14 opiniones

Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) EPUB

Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) PDF

Descargar Libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden )

Libro Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden ) de Nassim Nicholas Taleb

Libro Online Ebook Antifrágil. Las Cosas Que Se Benefician Del Desorden )

Sinopsis del libro

En El cisne negro, Taleb planteó un problema (el de las repercusiones que causan las cosas que nadie puede prever…) y en Antifrágil nos ofrece una solución definitiva: cómo obtener beneficios del desorden y el caos, al tiempo que nos protegemos de las fragilidades y de los acontecimientos adversos. Lo que Taleb denomina “lo antifrágil” va más allá de lo robusto, puesto que se beneficia de los shocks, las incertidumbres y del estrés, del mismo modo que los huesos humanos se robustecen cuando están sometidos al estrés y a la tensión. Lo “antifrágil” necesita el desorden para sobrevivir y florecer. Taleb se centra en la incertidumbre como algo deseable, incluso necesario, y propone que las cosas se construyan de una forma antifrágil. Lo antifrágil es inmune a los errores de predicción. Sumamente ambicioso y multidisciplinario, nos ofrece un programa sobre cómo comportarnos -y prosperar- en un mundo que no comprendemos, y que es demasiado incierto como para que intentemos comprenderlo y predecirlo. El mensaje de Taleb, documentado e ingenioso, es revolucionario: Lo que no es antifrágil perecerá con toda seguridad. | Nassim Nicholas Taleb