Libroslandia

Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página

ISBN: B00N52LK36 | ASIN: | Tamaño descarga: 911KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página en Amazon Comprar el libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página EPUB Libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página PDF

Media de 1 estrellas basadas en 16 opiniones

Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página EPUB

Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página PDF

Descargar Libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página

Libro Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página de Carl Cupper

Libro Online Ebook Asedio: La Persecución Inicia Desde La Primera Página

Sinopsis del libro

Philip Donaway, destacado abogado y senador del estado de Nueva York, es repentinamente acosado por un misterioso hombre, pero ignora quién está detrás de los macabros mensajes escritos que recibe y de la misteriosa voz metálica que constantemente llama a su teléfono. Después de la brillante y exitosa defensa que llevara a cabo de un criminal acusado años atrás de asediar a varias mujeres, Philip alcanzaría la presidencia del prestigioso despacho de abogados que fundara su padre, pero el precio que pagará por ello lo llevará a conocer el lado más oscuro de sí mismo. Sospechando inclusive de sus opositores en el Senado, Philip entonces recurre a Stanley White, antiguo agente del FBI y veterano de la guerra del Golfo Pérsico, con objeto de atrapar a su acosador, pero algo sale mal. Asedio es una novela que lo mantendrá en constante suspenso y lo incitará a descubrir, por su cuenta, al criminal que está detrás del acoso del que es víctima el senador. Con el característico estilo del autor, usted se enfrentará a un final totalmente inesperado y, tal vez, comenzará a sospechar de esas llamadas que nadie contesta al otro lado del teléfono. | Carl Cupper