Libroslandia

Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño

ISBN: 978-8499497891 | ASIN: 8499497896 | Tamaño descarga: 2686KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño en Amazon Comprar el libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño EPUB Libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño PDF

Media de 2 estrellas basadas en 14 opiniones

Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño EPUB

Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño PDF

Descargar Libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño

Libro Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño de Eleuterio Gómez Sánchez

Libro Online Ebook Dichos Y Modismos Del Lenguaje Extremeño

Sinopsis del libro

Por lo tanto, vaya mi agradecimiento y dedicatoria, primeramente, a la memoria de mi buen amigo y paisano (q.e.p.d.) el ilustre Odontólogo D. ANTONIO MURGA, autor, en un caso así, del convocado léxico y sin el que éste no hubiese podido salir a la luz. Fueron muchas horas allá por los años setenta. Una vez compendiado el trabajo, diría un 50 por ciento cada uno de ellos, que estimo de un mérito excepcional por su lado, puesto que con una enfermedad tan traicionera y faltándole a D. Antonio los dos miembros inferiores, aún con los dolores que tenía que aguantar, sacaba fuerzas para meditar en Extremadura, en su pueblo Valencia de Alcántara, al que amaba, a su esposa Rosario (el día de hoy fallecida) por soportarnos esta fantástica Señora todos y cada uno de los fines de semana en su casa, con nuestra máquina de redactar, haciendo fichas, colocación de archivos (desde entonces manuales) y a su hijo Antonio, después de la muerte de los dos, por recobrar y facilitarme la mayoría de la documentación que había quedado a medias y que con tanto cariño habíamos creado. Mil gracias a ese hijo tan estupendo, que sin nada a cambio, me presenta un día lo que su padre dejó a medias. Mi pueblo, llamado Pinofranqueado, en Las Hurdes Bajas, donde viví hasta el momento en que, por imperativo legal, debí hacer la mili en la villa de Madrid. Entonces ya me quedé en la capital y únicamente aparecía por allí en vacaciones. Si se pueden llamar vacaciones, yendo de pueblo en pueblo, recobrando una parte de nuestra historia extremeña, que me costó unos 8 veranos, y también invitando algunas veces a los abuelos que tomaban sus vinos en la tasca, para intentar saber cosas de ellos. Qué sabiduría popular tenían. En la mayoría de esta documentación se puede contrastar la zona de repercusión, dónde se pronuncia, así como el creador que facilitó la palabra o bien oración. Por lo tanto, volviendo a nuestro encuentro, D. Antonio dijo: “Debemos, Eleuterio, refundir en un libro, tanto mi pequeño léxico, como el material de mi propiedad, que él consideró de interés y así se conseguiría algo más interesante”. Después de un paréntesis de unos años (por el fallecimiento de éste) he comenzado aquella idea y aquí está a disposición de . Mi agradecimiento en consecuencia, a todos y cada uno de los que han hecho posible este trabajo ya acabado y mi sentimiento por los que ya no están con nosotros. A todos, que DIOS LES BENDIGA. | Eleuterio Gómez Sánchez