Libroslandia

Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca

ISBN: B008M9HJT6 | ASIN: | Tamaño descarga: 1893KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca en Amazon Comprar el libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca EPUB Libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca PDF

Media de 2 estrellas basadas en 5 opiniones

Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca EPUB

Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca PDF

Descargar Libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca

Libro Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca de Marc-pierre Dylan

Libro Online Ebook Islandia. El País Que No Rescató A Su Banca

Sinopsis del libro

“¿Puede un país tomar las bridas de su destino de forma pacífica? ¿Puede un país convertir su estructura política y económica? Marc-Pierre Dylan prueba en este afilado ensayo no sólo que se pueda sino estas ideas ciudadanas son precisas.”(Web La tercera información) “Un completo análisis, objetivo mas apasionado, sobre un tema de candente actualidad que seguirá actual a lo largo de muchos años y que tuvo una relevancia básica en la formación del movimiento 15M.”(Web La universal radio) En el año dos mil ocho, la crisis ahogaba como a ninguna a la economía islandesa, la contestación de sus ciudadanos fue ejemplar, esta obra la estudia por vez primera en español. Islandia fue entre los laboratorios del capitalismo europeo, de ahí que cuando en dos mil ocho estalló la crisis fue entre los países más golpeados por ella. La contestación de sus ciudadanos fue pacífica y ejemplar, Islandia: El país que no rescató a su banca nos especifica, por vez primera en una obra monográfica, los pasos que dieron los ciudadanos de país. Los islandeses se negaron a abonar la deuda de sus bancos privados, sentaron en el banquillo a su presidente, declararon a sus banqueros en busca y atrapa y, ciudadanos sin vinculación a ningún partido, redactaron una nueva constitución, más democrática y popular. Las reacciones a estos pasos no se hicieron aguardar, creencias a favor y en contra se levantaron en todos y cada uno de los ámbitos de la economía y la cultura: esta obra pretende recoger la mayoría de ellas. Marc-Pierre Dylan pretende no sólo enseñar estrictamente los hechos del caso islandés, sino más bien también asistir a remover las conciencias en tanto que, aunque el caso islandés no es exportable a países con una enorme población, sí que pueden exportarse ideas maestras como que para salir de la crisis no es preciso desmontar el Estado de Derecho, que se debe acrecentar la participación del pueblo en las democracias contemporáneas y que, si es cierto que estamos inmersos en una crisis, esa crisis tiene unos responsables claros que hay que identificar. Recoge las creencias de economistas tan relevantes como Paul Krugman y no se contenta con exponer fríamente los hechos, en la conclusión intentará auspiciar qué le espera a Islandia, y a todos , en los próximos años. Razones para adquirir la obra: – Es la primera obra monográfica sobre el caso de Islandia y compendia todos y cada uno de los datos, desperdigados en artículos y publicaciones generalistas, sobre el caso islandés. – Deja establecer puntos de contacto entre la contestación de Islandia y la contestación que se podría entregar en otros países europeos, por servirnos de un ejemplo, en España. – El libro ofrece todas y cada una de las perspectivas de la contestación islandesa en tanto que presenta las creencias que apoyan la decisión y también las que se posicionan contra Islandia. – El estilo del autor da a conocer los hechos mas, más esencial aún, invita a la reflexión y a la acción a través de caso islandés. Una obra que viene a romper, en un trabajo brev y claro, el silencio informativo que hay en relación a la ejemplar contestación que los islandeses dieron a los desmanes de sus bancos y a la colaboración de los políticos que provocaron la quiebra del país. | Marc-pierre Dylan