Libroslandia

La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio

ISBN: 978-8497437028 | ASIN: 8497437020 | Tamaño descarga: 2736KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio en Amazon Comprar el libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio EPUB Libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio PDF

La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio EPUB

La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio PDF

Descargar Libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio

Libro La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio de Carlos Miguel Ruiz Caballero

Libro Online Ebook La Digitalización Del Otro: Los Retos De La Democracia En La Era Del Ciberespacio

Sinopsis del libro

El Prometeo tecnológico del siglo xxi nos ha entregado el fuego artificial y nos ha convertido en pequeños demiurgos. Hemos despertado de un sueño milenario y se han abierto las puertas de la tierra prometida de la interactividad. Prometeo nos ha dado el poder simbólico y estamos ebrios de nosotros mismos. Somos hijos de un mesianismo tecnológico y estamos convencidos de que el único límite de la acción humana estriba en aquello que (todavía) no puede hacer la tecnología. El resto, es posible. Y deseable. Somos, como diría Ortega y Gasset, unos “niños mimados”. Vivimos en una sociedad acelerada, seducida por la tecnología y, sin darnos cuenta, a golpes de clics, renunciamos a nuestra vida privada y a nuestras libertades mientras nos entretenemos en Internet. No somos conscientes de que la nueva soberanía que tenemos en el ciberespacio pone en riesgo la propia democracia. | Carlos Miguel Ruiz Caballero