Libroslandia

La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal

ISBN: B00L2LCUAO | ASIN: | Tamaño descarga: 2348KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal en Amazon Comprar el libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal EPUB Libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal PDF

Media de 3 estrellas basadas en 15 opiniones

La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal EPUB

La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal PDF

Descargar Libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal

Libro La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal de Gabriel Levinas

Libro Online Ebook La Ley Bajo Los Escombros: Amia 20 Años De Encubrimiento Estatal

Sinopsis del libro

El 18 de julio de 1994 se produjo el atentado contra la AMIA (AsociaciónMutual Israelita Argentina), el mayor acto terrorista perpetrado en elpaís, que costó la vida de ochenta y cinco personas, dejó trescientosheridos y voló el emblemático edificio de la comunidad judía en elbarrio de Once.A veinte años de ese día, La ley bajo los escombros (1998) conserva unainquietante actualidad. En virtud de la investigación que le dio origen,su autor, Gabriel Levinas, fue convocado por el Senado de los EstadosUnidos para informar sobre el atentado y la inacción de la Justiciaargentina para castigar a sus culpables.Este libro, que demostró la ineficacia del proceso judicial, señaló losintereses políticos que lo rodearon y puso al descubierto la trama dedelitos enquistada en la acción del juzgado, se amplía en esta nuevaedición con testimonios reveladores que comprueban la participaciónpolicial en la logística del atentado.Veinte años después, las muertes continúan impunes y esta investigación,más vigente que nunca. | Gabriel Levinas