Libroslandia

La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa!

ISBN: 978-8499423555 | ASIN: 8499423558 | Tamaño descarga: 4158KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! en Amazon Comprar el libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! EPUB Libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! PDF

Media de 1 estrellas basadas en 6 opiniones

La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! EPUB

La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! PDF

Descargar Libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa!

Libro La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa! de Pascual Serrano

Libro Online Ebook La Prensa Ha Muerto. ¡viva La Prensa!

Sinopsis del libro

Los medios de comunicación han dedicado muchas páginas a la crisis del sector,que amenaza con hacer desaparecer a la antaño poderosa prensa generalista. Sin embargo, no es la prensa la que está en crisis, sino ciertas formas de ejercer el periodismo… Como prueban los medios cooperativos, que están sorteando la actual recesión con propuestas y fuerzas renovadas. La prensa ha muerto: ¡viva la prensa! entra en las redacciones y en los despachos de administración de algunos de los medios independientes más destacados de Europa y América para desvelar qué hay detrás de estas iniciativas, en muchos casos consolidadas, que no cuentan con el apoyo de grandes inversores pero que, pese a ello, han descubierto el secreto para mantenerse en pie y ofrecer un periodismo honesto y valiente. Métodos colectivos de organización, implicación de lectores y audiencias, democratización radical de consejos de administración y redacciones… En estos tiempos en los que ciudadanos y periodistas intentan explorar nuevas formas de comunicación, conocer con detalle los sistemas de financiación y distribución de los casos aquí estudiados muestra, sin duda, un camino. Y también, seguramente, las claves del cambio que deberá emprender la prensa tradicional si no quiere ver peligrar su supervivencia. | Pascual Serrano