Libroslandia

Nicolás Salmerón )

ISBN: 978-8496651456 | ASIN: 8496651452 | Tamaño descarga: 3034KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Nicolás Salmerón ) en Amazon Comprar el libro Nicolás Salmerón ) en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Nicolás Salmerón ) EPUB Libro Nicolás Salmerón ) PDF

Media de 1 estrellas basadas en 12 opiniones

Nicolás Salmerón ) EPUB

Nicolás Salmerón ) PDF

Descargar Libro Nicolás Salmerón )

Libro Nicolás Salmerón ) de María Carmen Amate Martínez

Libro Online Ebook Nicolás Salmerón )

Sinopsis del libro

PRÓLOGO DE JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO Los autores y el editor de esta biografía en imágenes, que me semeja atractivísima puesto que la puede aproximar a bastante gente y especialmente a muchos jóvenes, me ofrecen una ocasión de evocar a entre los personajes más interesantes M pensamiento político progresista y liberal M siglo XIX en España. Si los humanos se definen con lo que hacen y se les recuerda por lo- que hicieron, Nicolás Salmerón y Alonso (Alhama de Almería; mil ochocientos treinta y siete-mil novecientos ocho), que en este año festejamos el centenario de su muerte, debe ser recordado como un político de plenas convicciones democráticas, como un hombre de principios y como un filósofo que contribuyó a propagar el pensamiento ilustrado, humanista y progresista en España. Nicolás Salmerón hizo suya la defensa del proceso de secularización del Estado y de la sociedad española en el último cuarto del convulso siglo XIX, reconociendo al Estado español como no confesional en la Constitución non nata de mil ochocientos setenta y tres y también procurando establecer una legislación laica. La libertad de enseñanza y el valor de la educación como elemento capaz de trasformar los pueblos, así como la defensa de los derechos de las personas y la política social hacía los más pobres estuvieron presentes en su ideario personal y político. No en balde propugnó la educación primaria obligatoria y pública hasta los catorce años, siendo consciente de que entre los grandes males que padecía España residía en la carencia de una buena educación. Con el propósito de lograr una más equitativa distribución de la riqueza, alentó un activo reformismo social y económico, preferible siempre y en todo momento -como sistema de cambio- a cualquier revolución violenta y a los rígidos principios abstencionistas que el individualismo económico predicaba respecto M Estado. Nicolás Salmerón fue además un hombre de principios que no dudó en renunciar de su cargo de Presidente del Poder Ejecutivo ya antes -que firmar 3 sentencias de pena capital. El diálogo aquí con Nicolás Salmerón se hace particularmente estrecho para mí, en calidad de Presidente de un Gobierno que ha adquirido un compromiso claro contra la pena capital y en defensa de los Derechos Humanos. Damos pasos para la creación de una Comisión Internacional que luche por la abolición universal de la pena capital y, como primer paso, por una moratoria mundial de aplicación de exactamente la misma para dos mil quince. Como filósofo racionalista, pedagogo y Catedrático de Metafísica, Nicolás Salmerón perteneció, a la corriente del krausismo español y al institucionalismo. Fue discípulo de Julián Sanz del Río, primordial introductor de la filosofía de Krause en España, y amigo personal de Francisco Giner de los Ríos, creador de la ?Institución Libre de Enseñanza? en mil ochocientos setenta y seis. A todos les debemos su gran esmero de europeización de España, de vinculación de la ciencia con la cultura, de promuevo de la educación en valores de libertad y tolerancia, de la introducción, si bien tardía, de los postulados de la Ilustración en España y de ejemplo de conciencia democrática y liberal. Pese a los obstáculos tradicionales, representa la España incluyente y no excluyente, ilustrada, humanista y crítica, de la que más tarde se alimentasen otros campos de la filosofía liberal española, como Ortega y Gasset, o bien intelectuales socialistas, como Julián Besteiro, Fernando de los Ríos o bien Indalecio Prieto ?socialista a fuer de liberal?. Estoy seguro de que la memoria y el estudio analítico y crítico de toda esa etapa de nuestra historia contemporánea puede seguir proveyendo buenas y sólidas bases éticas y científicas para la acción personal y colectiva y para vida intelectual y política española de nuestro tiempo. José Luis Rodríguez Zapatero Presidente del Gobierno de España | María Carmen Amate Martínez