Libroslandia

Primeros Auxilios En El Hogar

ISBN: B00C8A8M82 | ASIN: | Tamaño descarga: 698KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Primeros Auxilios En El Hogar en Amazon Comprar el libro Primeros Auxilios En El Hogar en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Primeros Auxilios En El Hogar EPUB Libro Primeros Auxilios En El Hogar PDF

Media de 5 estrellas basadas en 19 opiniones

Primeros Auxilios En El Hogar EPUB

Primeros Auxilios En El Hogar PDF

Descargar Libro Primeros Auxilios En El Hogar

Libro Primeros Auxilios En El Hogar de Adolfo Pérez Agustí

Libro Online Ebook Primeros Auxilios En El Hogar

Sinopsis del libro

Aceptando que es prácticamente poco probable que contemos con un médico al lado justo cuando tenemos un inconveniente sanitario que solucionar y que no acepta espera, comprenderemos que se hace indispensable que cualquier persona cuente con unos conocimientos elementales de medicina que le capaciten para saber lo que puede hacer y lo que jamás debe hacer.Desde que hay un accidente en el hogar hasta el momento en que el enfermo puede ser asistido por un médico, pasan unos minu¬tos e inclusive horas que pueden ser definitivos para la salud y a veces para la vida del enfermo. Si a lo largo de ese espacio vital de tiempo se pusiesen en marcha una serie de medidas eficientes para atenuar el mal o bien por lo menos a fin de que no prosiguiera avanzando, cuando al fin el enfermo llegue a un centro de salud o bien pueda ser asistido por un médico en el propio domicilio, probablemente las consecuencias no sean dramáticas.Una intoxicación alimenticia, un golpe, una hemorragia intensa o bien un dolor fuerte implican que las personas que te¬nemos a nuestro alrededor tomen las medidas convenientes so¬bre lo que pueden hacer y, sobre todo, lo que jamás deben hacer.La opción alternativa que se pretende con este manual no es sus¬tituir la tarea del médico, sino más bien eludir que a raíz de nuestra actitud, pasiva o bien mal aplicada, dañemos al enfermo aún más. Para esto tratamos de poner a su alcance antídotos naturales, de entrada inofensivos, que no únicamente no le causarán daño sino le serán de mucha ayuda antes que un médico llegue a su cabecera. Al revés que los fármacos existentes en los botiquines del hogar, los productos naturales que aconsejamos son inocuos y jamás agravarán el mal.También pretendemos que los familiares del enfermo se¬pan valorar los síntomas y la gravedad de la enfermedad, y que merced a sus conocimientos sobre el enfermo faciliten al médico que le asista una serie de datos precisos que le serán de mucha ayuda para el diagnóstico. No se debe olvidar que en el momento en que una persona ingresa en los servicios de emergencias in¬cluso el personal facultativo precisa unos minutos para eva¬luar la enfermedad y en ocasiones no dispone del tiempo necesa¬rio frente a la gravedad del mal. El interrogatorio a un familiar instruido le será puesto que de mucha ayuda.Esos conocimientos servirán, además, para no menospre¬ciar síntomas que pueden ser indicativos de una enfermedad grave y llevemos al enfermo lo antes posible a un centro hospi¬talario. En ocasiones, estimar que un cefalea, de estó¬mago, una diarrea o bien un tanto de fiebre son síntomas de una enfermedad benigna que no requiere emergencia médica, puede ser un tremendo fallo que conduce a graves consecuencias.En resumen, la consulta a un médico es siempre y en toda circunstancia obli¬gada mas mientras que llega debemos actuar con sabiduría y eficiencia. | Adolfo Pérez Agustí