Libroslandia

Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada

ISBN: B01692ELOS | ASIN: | Tamaño descarga: 510KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada en Amazon Comprar el libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada EPUB Libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada PDF

Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada EPUB

Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada PDF

Descargar Libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada

Libro Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada de Joan Pere López Veraguas

Libro Online Ebook Primeros Auxilios En Emc: Compatibilidad ElectromagnÉtica Simplificada

Sinopsis del libro

Un buen diseño electrónico comienza por el conocimiento en EMC de la persona que hace el esquema. Lo mismo que se tiene presente el coste de los componentes, la manufactura o bien el ensayo final de línea, la EMC también ha de ser tenida en cuenta desde el comienzo. Es mucho más económico y eficaz aplicar un buen diseño al comienzo del proyecto que hacerlo al final del mismo. A lo largo del desarrollo del esquema es cuando se definen los valores más apropiados de los condensadores de desacoplo, las estrategias de filtrado, protección de ESD y clasificación de circuitos. A continuación viene el trazado del circuito impreso, el que es sin duda el trabajo más crítico para un buen comportamiento de nuestro producto en EMC. La adecuada planificación de las masas, la manera de conexión entre ellas y una buena agrupación de los componentes electrónicos, eludiendo la mezcla de circuitos estruendosos con circuitos sensibles, conseguirá que “no pongamos la zorra a guardar las gallinas”. Debemos tener una opinión crítica cuando miramos nuestros circuitos impresos. Si el ingeniero de diseño cuando examina un circuito impreso sólo es capaz de ver pistas, vías, sustrato y componentes, entonces debemos proponernos mudar de ingeniero. Cuando las corrientes de alta frecuencia recorren un circuito impreso se hallan con resistencia, reactancia y también impedancia. Esto es lo que debemos intentar ver en nuestro circuito impreso, hemos de ser capaces de descubrir qué está viendo la señal y qué efectos le genera cuando recorre una pista del nuestro circuito. Además, tenemos añadido un inconveniente difícil de solucionar, ¿quizás que la EMC es compleja? No, la EMC es fácil, el inconveniente es mudar la mentalidad del ingeniero electrónico. La EMC no es electrónica ni se fundamenta en la teoría de circuitos ni tampoco se pueden solucionar los inconvenientes pensando así. La EMC es electromagnetismo, física y debemos procurar desaprender lo aprendido para crear un vacío de conocimiento y así sorprendernos de nuevo con conceptos que nos parecerán sorprendentes, como cuando éramos niños. El electromagnetismo es un término tridimensional. Los campos eléctricos y magnéticos interactúan entre sí, sin interferirse y con un perfecto acompañamiento con la señal eléctrica bidimensional. Cada campo ocupa su sitio y cada campo tiene su energía y el sitio que ocupa el campo de un componente o bien de una pista no puede solaparse con el campo proveniente de otro componente o bien otra pista. ¡Este es el arte de la EMC!, saber supervisar esos campos. Me sorprende la faz de desconcierto que muestran ciertos de mis compañeros cuando les digo que olviden lo que les habían contado sobre los electrones, como “pelotitas” que van una tras de otra formando la corriente eléctrica. La auténtica energía no está en la pista de circuito impreso, sino más bien en el espacio circundante a esa pista ocupado por un campo electromagnético que se mueve prácticamente a la velocidad de la luz —y si, digo casi— y que la corriente que observan no es más que una manifestación de ese campo electromagnético. Si, está en el espacio, del mismo modo que lo está la energía potencial cuando subimos un peso a una altura determinada. Esa energía no se halla en el objeto, sino más bien en el espacio bajo él a raíz de la fuerza gravitatoria. Disfrute de este manual | Joan Pere López Veraguas