Libroslandia

Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn

ISBN: 978-9871105687 | ASIN: 9871105681 | Tamaño descarga: 1785KB


Puedes COMPRAR el libro desde los siguientes enlaces
Comprar el libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn en Amazon Comprar el libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn en CasaDelLibro

Puedes DESCARGAR el libro desde los siguientes enlaces
Libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn EPUB Libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn PDF

Media de 4 estrellas basadas en 13 opiniones

Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn EPUB

Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn PDF

Descargar Libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn

Libro Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn de Raúl Alzogaray

Libro Online Ebook Una Tumba Para Los Romanov: Y Otras Historias Con Adn

Sinopsis del libro

El más grande descubrimiento de la biología contemporánea ha sido, es y será el desciframiento del genoma humano, el conjunto de los genes codificados por el ADN. Absolutamente nadie puede negar su relevancia, real y potencial, tanto en términos científicos y médicos como en sus aspectos económicos y políticos. Por otro lado, también es muy válido el simple hecho de apreciar saber. Descubrir qué tienen adentro las muñecas o bien los trencitos, la nieve, las cucarachas y los genes. El ADN, ácido desoxirribonucleico, ha sido llamado “la molécula de la vida”. Claro que por sí solo no significa demasiado: precisa de una compleja maquinaria celular para poder brindar su información. Mas indudablemente es el ADN, y conocer los genes que contiene y sus posibles fallas, entre los mayores desafíos para la ciencia moderna. En este libro, Raúl Alzogaray nos ayuda a descubrir los secretos del ADN, a través de historias de detectives, de sacerdotes, de zares, de hombres y de mujeres. Así nos persuade de que conocer el ADN, su historia, su estudio y sus aplicaciones, es también conocernos un tanto más a nosotros mismos. | Raúl Alzogaray